lunes, 1 de junio de 2020

Regreso a cualquier parte


Regreso a cualquier parte

María Espinar salta de TV8 a estrella del vídeo en Alemania gracias a “Cena de asesinos”, un filme policial.

Hace meses que nada sabíamos de ella. Un buen día se marchó a Francfort, dejando de lado su carrera en los videos porno incesto debido a que estaba enamorada de un ingeniero montado en el marco, que siempre es moneda fuerte. El hombre también era fornido, al menos lo suficiente como para hacerla cambiar de vida, casi una aventura constante desde que llegó a Barcelona decidida a comerse el mundo desde su Sant Hilan Sacalm donde nació.



Ella es María Espinar, una firme voluntad de ser alguien en la vida, decisión imprescindible para sobre vivir en el mundo de fieras al que saltó sin red de protección. Quizá su única defensa eran los amigos, pero ¿alguien sabe quiénes son o dónde están cuando los necesitas? Pues eso. Marieta, como la llamamos todavía, se enfundó en la vida urbana. Fue relaciones públicas o muñeca exótica de la discoteca Quartier, allí en Pedralbes, al lado de Paco Pámies, de quien tiempo ha tampoco sabemos nada. Luego participó en diversos programas dé la televisión andorrana, hizo de copresentadora de “L’ofici d’aprendre” yen “La caixa sávia” para TV3 y trató de iniciar una carrera cinematográfica que el amor truncó.

Logró uno de los papeles protagonistas de “Cena de asesinos”, una película de su amigo Sebastiá D’Arbó, conocido por sus trabajos parapsicológicos y de magia en tierras de Cataluña, series que pasó asimismo en TV3. A su lado estaban Albert Dueso y Laura Contito dos, en el filme, eran unos asesinos que se iban eliminado a medida que transcurría la acción

Sin pena ni gloria

La película de videos de incesto real a se estrenó discretamente y pasó, todo sea dicho, sin pena ni gloria, por las carteleras barcelonesas. Pero, aquí que, a los pocos meses de instalarse ella en Francfort, la película aparece por tierras germánicas y la con vierte a ella en una estrella. Es el suyo el nombre que aparece antes incluso que el título del filme, y además ningún otro actor o actriz. Aseguran que se trata del lanzamiento de la nueva estrella del porno español, explicitando los minutos en que aparecen las secuencias “pecaminosas”. Pero en el filme Marieta tiene sólo un par de secuencias de desnudo, como cualquier actriz o actor que se precie en un filme de los de ahora mismo.



Lo cierto es que han hecho de ella una estrella, y no sabemos si gracias a D’ArJÓ, que en principio parece el único que, al poseer la película —que está por otra parte subvencionada por la Generalitat—, podría acarrear un gasto tal como para distribuir la cinta en el extranjero. A partir de ahí, Marieta ha recibido una importante oferta para trabajar en Alemania haciendo una película de padre e hija xxx, pero ella ha renunciado a la gloria efímera del celuloide para seguir a su marido en sus continuos viajes por el extranjero por razones de trabajo. Y debe cuidar las casas que él posee por el mundo, desde Johannesburgo a Luxemburgo, pasando por Inglaterra. Vamos, que ella está ya como Tita Cervera. Y si ésta es ahora Tita Thyssen, ella es ahora María Loebermann, que tal es el apellido de Víctor, su casi marido, porque la boda está al caer. Esto al menos se deduce del viaje que ha hecho la. pareja hasta Sant Hilan, donde sigue residiendo la familia de ella, y que ha servido de preámbulo a sus vacaciones en Jean Les Pins, cerquita de Saint Tropez. O sea que la locura de los viajes persigue a la guapa, ya sea para divertirse o bien para acompañar a su pareja.

A otra parte

Salvaje, saltamos o ahora se Formentera, a la Pitiusa donde otra guapa ha pasado sus vacaciones y ha vuelto con un kilo de más, lo cual ya es una barbaridad cuando se contempla su anatomía. Porque DoHy Fontana ha regresado feliz de grabar cincos escenas de madre e hijo xxx, que ha compartido con su amor, Pablo Mieza, primero en Zarauz y San Juan de Luz y luego en la casa familiar de la isla maravillosa. Dice Dolly que ha vuelto con fuera zas, que el País Vasco es una maravilla, un auténtico señorío, y que ha comido con fruición. Luego unas semanitas de vida al sol, entré barcos, al lado de su hermana, ese trueno llamado Imma,y el marido de ésta, Lorenzo Rosal. Cuenta Dolly que ya está en su Up, se ha puesto al día de las noticias y bulos de todo tipo que han circulado por la ciudad respecto al local. “Ah, sí, son las serpientes de verano”, bromea, pero que va a desmenti a la primera de cambio. En cuanto se haya puesto las pilas recargables y se integre de lleno a la labor. “Que no está el horno para bollos y debemos ajustamos todos a una filosofía más se yera”, dice con su habitual aire de directora general. De momento ya se dio una vuelta por la discoteca el viernes y el sábado para ir to mando contacto, pero desde hoy mismo se apretará y hará que todo el mundo se apriete las tuercas y se ponga a funcionar